TURURÚ sr. ZP

Ayer, en su comparecencia en el Congreso, vimos a un presidente Zapatero sorprendentemente pesimista (o realista, tal vez). De unas semanas a esta parte, desde el gobierno se están enviando mensajes en el sentido, “esto es más grave de los esperado”, como preparando el terreno para anuncios mucho peores una vez pasadas las elecciones gallegas y vascas.

Y se ha empezado a reconocer la posibilidad de sobrepasar los 4 millones de parados, cifra por otro lado que según como se hagan los cálculos ya está superada, ayer Zapatero reconocía que todavía no hemos tocado fondo, semana a semana se actualizan a la baja las previsiones de crecimiento (o sea, de decrecimiento) , etc.

No Hace tanto tiempo, “nuestro” presidente del gobierno nos aseguraba que España jugaba en “la champions leage” de la economía mundial, que en pocos meses se alcanzaría el pleno empleo, llamando antipatriotas, catastrofistas y no sé cuantas cosas más a los que avisaban de la crisis que se avecinaba.

Recuerdo el debate televisivo de Solbes y Pizarro. Creo que todas las previsiones que entonces hizo el Sr. Pizarro se han cumplido.

El gobierno lleva meses sin hacer nada. Lanzando globos sondas (muy típico de polícos indecisos, inseguros e inmaduros, que no saben qué hacer), pero sin acometer de forma seria la situación.

Han culpado a todo lo visible e invisible de la situación, desde Bush hasta los banqueros, pasando por supuesto por el principal partido de la oposición.

Con las encuestas previas a las elecciones presidenciales americanas, les apareció, por arte de magia, un salvavidas al que se aferraron sin miramientos, y nos aseguraron que la elección de Obama sería la solución definitiva a la crisis mundial. Nos engañaron diciendo que la economía mundial mejoraría sin duda cuando Obama fuera elegido presidente, que nada más llegar al poder, sacaría las tropas de Irak (¿) y que todo el dinero que se iban a ahorrar, sería el “bálsamo de fierabrás”, inyectado en el mercado mundial.

Cierto es, que con la posibilidad de la elección de un presidente americano, demócrata, negro, y con familia africano-islámica, la ilusión generada llegó a extremos indescriptibles.

Pero el efecto Obama, tan esperado por algunos, tarda en llegar (llegará alguna vez?). Las noticias económicas son cada vez peores.

Obama ha puesto en marcha un super-plan para salvar la economía, pero lo hace desde la humildad, desde el respeto, con conciencia. Al contrario que en España, nuestro presidente, con micromedidas ridículas, pero con soberbia en cada una de sus palabras. De la misma forma que hace meses aseguraba quenuestra economía jugaba en “la champions leage”, ahora dice que lo importante no es el número de parados, que lo realmente importante es que sea cual sea su número, en unos meses (no se sabe cuántos), encontrarán trabajo (tampoco se sabe cuál).

TURURÚ sr. Zapatero, ya no le cree nadie, ponga los pies en el suelo, déjese aconsejar o váyase lo antes posible.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si pincha ACEPTAR está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies