que fría la noche

Que oscura se manifiesta la noche tras un vibrante atardecer dorado. El sol finaliza su recorrido, templando con su energía todo aquello que ha alcanzado iluminar, pero llegado el momento final, ya escondido, la cruda brisa nocturna se cierne implacable en derredor.

La luna, recurso alternativo buscado con avidez, aparece bella y fría, ilumina con delicadeza, desvela secretos que el exceso de luz solar no ha permitido ver, resalta texturas, esconde defectos, sin conseguir templar el corazón.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si pincha ACEPTAR está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies