la lágrima

una lágrima resbala por su mejilla, fría, densa… acariciando su piel, desgarrándola.

el tren se aleja lentamente, sin estrépito pero de forma inexorable, una vez puesta la maquinaria en marcha es complicado detenerlo.

una punzada en el vientre le hizo despertar del ensueño, un repentino impulso estuvo a punto de hacerle emprender la carrera, estaba allí, allí y ahora, y el tren se alejaba.

cerró los ojos y mas lagrimas siguieron el camino de la primera, un tren de emociones surco su rostro, dejando la huella de raíles salados.

de forma instintiva sus dedos, truncaron el camino emprendido, limpiando sin miramientos el rastro dejado, rompiendo el huella escrita en la piel.

los ojos se abrieron, buscaron el tren, miraron mas allá buscando un por qué? mas el tren no paraba, se iba, desalojando vapores, diluyendo el rastro que ayer fue.

mirando bien dentro la huella persiste, vestigio de un pasado cercano, fresco recuerdo del tren que no tan ayer traslado sus emociones, y no está tan lejos, sólo hay que quererlo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si pincha ACEPTAR está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies