Cuando la música emociona

un toque de canela, a touch of spice

Este fin de semana he descubierto, por recomendación, una banda sonora sencillamente maravillosa. Es la BSO de la película «Un toque de canela» («A touch of spice» en inglés), película griega.

Hace mucho tiempo que no me conmovía de esta forma con unas piezas de música. Es una música evocadora, atemporal, deliciosa, te atrapa sin pedir permiso y se queda para siempre.

Se puede llegar a llorar simplemente gozando de escuchar música? Rotundamente sí. A mí se me han saltado las lágrimas de puro placer, sin más.

Alguien pensará que exagero… pues es posible, pero en este momento de efervescencia emocional, mis neuronas están hipersensibles y disparan las sensaciones, los sentimientos, las emociones, de forma que es complicado acotar la realidad. De lo que no cabe ninguna duda es que me ha hecho sentir y emocionarme.

continúa sonriendo (entrevista al Dalai Lama)

Dalai Lama

Un periodista le hizo una entrevista al Dalai Lama.

Al entrar en la habitación le preguntó: ¿Qué es lo que más le sorprende de la humanidad?

A lo que él respondió: Que se aburren de ser niños y quieren crecer rápido, para después desear ser niños otra vez. Que desperdician la salud para hacer dinero y luego pierden el dinero para recuperar la salud. Que ansían el futuro y olvidan el presente y así no viven ni el presente ni el futuro. Que viven como si nunca fuesen a morir y mueren como si nunca hubieran vivido…

Quedé en silencio un rato y le dije: Pero, ¿cuáles son las lecciones de vida que debemos aprender?

Y con una sonrisa respondió: … Que no pueden hacer que nadie los ame, sino dejarse amar, que lo más valioso en la vida no es lo que tenemos, sino a quien tenemos, que una persona rica no es quien tiene más, sino quien necesita menos y que el dinero puede comprar todo menos la felicidad… Que el Físico atrae pero la personalidad Enamora. Que quien No Valora lo que tiene, algún día se lamentará por haberlo perdido, y que quien hace mal algún día recibirá su merecido.

Si quieres ser feliz, haz feliz a alguien. Si quieres recibir, da un poco de ti, rodéate de buenas personas y sé una de ellas. Recuerda, a veces a quien menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias! Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro. Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida, aún con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa:  «Estoy bien».

Keep Smiling!!!

ya no brilla la luna

las nubes ocultan la luna

ya no brilla la luna, un mar de soledad oculta su fulgor.

oídos que no quieren oír, escuchan lamentos huérfanos de amor, distorsionados por esperanzas vanas.

no se puede andar cuando se mira atrás, pasos torpes retratan una ilusión perdida.
gritos sordos, miradas mudas, lamentos… por qué esperas al marchar?

mi alma se desangra a borbotones, no existe torniquete capaz de detenerlo, cuando una mirada duele, una palabra hiere, y hasta el aliento taladra el corazón.

necesito paz, paz interior.
demasiadas batallas perdidas, demasiadas batallas no ganadas, una guerra que no termina nunca, se cobra la vida en pequeños sorbos, que laceran el espíritu, apuran la fe, agotan las fuerzas.

nunca unas lágrimas fueron tan ácidas, jamás un lamento fue tan profundo.

busco y no encuentro, miro y no veo, me deshago en pensamientos baldíos, necesito encontrar un cabo, una tabla, un flotador, y pataleo para no hundirme.

el tren a la felicidad

smile, cara riendo

Si alguna vez decides tomar el tren a la felicidad, no lo busques en el andén del conformismo, ve a la ventanilla de la ilusión, pide un billete sólo ida y empieza a disfrutarlo desde el momento en que lo tengas en la mano, si es posible antes, desde el instante en que tomes la decisión de hacer el mejor viaje.

Procura viajar ligero de equipaje, viste sólo tu mejor sonrisa, en el trayecto encontrarás todo lo necesario, y no olvides abrir tu corazón de par en par, y tirar la llave.

Reflexiona cada mañana, cada día abre una nueva posibilidad y piensa que lo mejor está por llegar, que hoy sólo es una escala a la eternidad.

Mi mochila emocional

Estiro los brazos hacia arriba, intento rozar el cielo, pero no soy capaz de despegar los pies del suelo.

Deseo tanto tocar el cielo con la punta de los dedos, sentir el frescor de las nubes acariciando mi cuerpo, flotar como un pájaro en el aire, experimentar la ligereza de una hoja mecida por una suave brisa.

Vuelvo mi mirada hacia el suelo, busco una explicación, el deseo es tan grande. . . quiero ser feliz.

Me siento cada vez más pesado, me desespero, me obceco, allí arriba está mi felicidad y no soy capaz de alcanzarla. Una enorme y pesada mochila me impide despegar. Por qué la llevo? Qué hay dentro?

Recuerdos, miradas, culpas, complejos, gestos, pensamientos, razones. Herencias que huelen a viejo, no son mías aunque estén conmigo. Están en mí como tatuajes del pasado. Rasco, araño, froto, los restriego en un intento de despagarlos, de romperlos, me duele y no se van. Se irritan y retornan con mayor fuerza, furiosos. Se muestran orgullosos de lo que fueron, de lo que son.

No eran míos pera ya lo son, y parece que lo sean desde siempre. No los quiero, me hacen daño, pero están tan pegados a mí que no puedo deshacerme de ellos.

Necesito desarmarlos, eliminar el lastre para despegar, en este viaje no los quiero, no son necesarios. Me impiden ver más allá, disfrutar de cosas que están delante de mí. Cosas que no se ven, se sienten cerca, están ahí, pero una espesa niebla anticuada les cierra el paso. Y cansado me resigno, a lo que soy?

NO QUIERO!!!

Froto mis ojos, mi corazón me zarandea, se revela. La niebla espesa refracta la  visión proyectando sombras chinescas sobre mi mente que se ve engañada, confundida. Mis manos pelean cansadas y erráticas contra un enemigo intangible, quizás invisible.

Una bofetada de realidad sacude mi ser. Voces reconocibles me despiertan del ensueño, de mi batallar fallido y tiran de mí. Son voces familiares, amigas,  amadas, que se adivinan tras sonrisas cercanas. Como una gran fuerza magnética me arrastran hacia ellas. Me muestro desnudo de recuerdos, vestido de sentimientos rasgados por las heridas profundas de mi combatir emocional, y por fin descanso arropado en abrazos sanadores, palabras tiernas, miradas amantes.

Qué sería de mí sin vosotras?

Frases sobre el amor de Antoine de Saint-Exúpery

El amor es lo único que crece cuando se reparte
Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos
Si quieres comprender la palabra felicidad, tienes que entenderla como recompensa y no como fin
Amor no es mirarse el uno al otro, sino mirar los dos en la misma dirección
(Antoine de Saint-Exúpery)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si pincha ACEPTAR está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies