Irene, una amazona de primera

Este domingo (25 de abril), puente de San Jorge para los aragoneses, se ha celebrado en las Cuadras Arriel (en Orós Alto) el II Concurso de Doma Clásica. Han participado niñas y niños de la escuela de equitación, y una de las participantes ha sido mi hija Irene. Ha sido su primer concurso, y os podéis imaginar que era todo nervios (no sé a quién se puede parecer…). Lo ha hecho de maravilla, y no es “amor de padre”, ha quedado segunda en el concurso, y claro, ahora yo estoy que “se me cae la baba”.

Irene, empezó a montar a caballo este verano pasado. Llevaba mucho tiempo pidiéndonoslo, y en verano, aprovechando que las Cuadras Arriel están en Orós Alto, es decir, muy cerquita de Gavín, le apuntamos a clases. Irene está ilusionadísima y nosotros tanto como ella de ver que hace una actividad que le encanta, al aire libre, con animales como los caballos (que son preciosos) y con un montón de niños y niñas que han hecho un grupo muy majete. Se juntan los fines de semana, sabados y domingos por la mañana (aunque a veces hay que madrugar) y se lo pasan en grande.

Quiero agradecer a Eunate, Hector y Tito el cariño con el que tratan a los niños y niñas que van por allí, siempre con una sonrisa y un gesto amable.

Dejo aquí algunas fotos de la jornada ecuestre, y también el video de la actuación de Irene en el concurso:

 

Fin de semana en La Rioja

Ezcaray
Ezcaray

Este fin de semana, nos hemos juntado un grupo de amigos en Ezcaray, La Rioja. Hemos elgido el hotel Echaurren, y debo decir que no ha podido ser mejor la elección. La familia Paniego gestionan un pequeño hotel, confortable y acogedor, y además está enmarcado en un entorno preciso.

Ya conocia a Francis Paniego, afamado cocinero (formado con los mejores, Arzak, Subijana, etc.) que aporta su toque personal, haciendo que cada comida sea un completo disfrute para los sentidos. Recomiendo encarecidamente las croquetas, pero que nadie se olvide de probar el “Tartar de tomate con cigala”, sencillamente COLOSAL.

Ezcaray tiene el encanto de los sitios tranquilos de montaña, y unas bonitas calles y plazas, con casa señoriales que nos indican la antiguedad de la villa.

Muy interesantes los monasterios de Yuso y Suso, considerados como “la cuna del castellano y el euskera”, ya que en ellos se encontraron los primeros escritos en estas lenguas. Ayer domingo, ya de vuelta para casa, paramos a comer en Laguardia, donde además de comer unas riquímas chuletillas de cordero, pudimos disfrutar de un tranquilo paseo por este precios pueblo alavés.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si pincha ACEPTAR está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies